Cuida tu ropa interior!

Cuidados básicos

  • Siga las instrucciones de lavado que trae la prenda.
  • Siempre lave su ropa interior a mano.
  • Use preferiblemente agua fría o tibia.
  • Busque un jabón suave y especial para prendas delicadas o lencería.
  • Enjuague muy bien la prenda con abundante agua.
  • No la tuerza para sacarle el agua, deje que escurra.
  • Nunca la meta en el secador.
  • La lencería fina debe secarse sobre una superficie plana para que no se deforme la estructura de la prenda.
  • Se debe secar al aire libre.

El lavado a máquina

  • En almacenes de ropa interior y de hogar se consiguen bolsas de lavado de lencería que aseguran que sus prendas no se tuerzan ni se estiren durante el lavado en máquina.
  • Agregue una cucharadita de vinagre en el momento de enjuagar la prenda; ayuda a quitar las manchas y a eliminar residuos de jabón.
  • Use un baño o plancha de vapor para eliminar arrugas.
  • Los conjuntos de ropa interior que se componen de varias piezas se deben lavar al tiempo para evitar diferencias de color.

Lo que no se debe hacer

  • Nunca exponga la lencería al sol; la destiñe y le quita color.
  • El sol puede encoger la tela y producir manchas amarillentas.
  • Nunca limpie una mancha de ropa interior de seda con agua.
  • No eche perfume a su ropa interior, el alcohol puede mancharla.
  • No use detergente en polvo; puede manchar las prendas.
  • Al lavarla, no la mezcle con otras prendas, pueden desteñir y manchar su lencería.
  • No la deje demasiado tiempo en remojo.
  • Algunas prendas de ropa interior traen broches metálicos, ganchos y cierres que pueden dañar la tela de otras prendas al mezclarlas.
  • Nunca se debe planchar.
  • Prohibido el uso de blanquea-dores.